En la torre Jinmao de Shanghái se permite a los turistas caminar en el exterior a casi medio kilómetro de altura… y sobre una plataforma de cristal. Por L. Gómez

La vista es espectacular. Tanto para los turistas que miran hacia Shanghái como para quienes miran a los turistas suspendidos a 400 metros de altura… Porque esa es la nueva actividad turística que ofrece la gran urbe china. subir al piso 88 de la Torre Jinmao -la segunda más alta de la ciudad- y caminar alrededor de ella, por fuera. Por supuesto, los visitantes van colgados de unos arneses supuestamente seguros, pero caminan sobre una pasarela de cristal transparente, de solo 1,2 metros de ancho y sin barandilla alguna. Es decir, no es apto para personas que sufran vértigo ni enfermedades cardíacas.

La pasarela solo tiene 1,2 metros de ancho y no hay barandilla alguna

La Torre Jinmao, cuyo nombre significa ‘prosperidad dorada’, está en el centro del distrito financiero y comercial de Pudong y fue construida entre 1994 y 1999. Tiene una altura de 420,5 metros y cubre una superficie de 2,3 hectáreas. Está destinado a oficinas y negocios y al Grand Hyatt Shanghai Hotel, que ocupa del piso 53 al 87.

La Torre Jinmao se eleva sobre el distrito financiero de Shanghái, una ciudad de 24 millones de habitantes

Con la apertura de la pasarela del piso 88, la torre se convierte en otro hito turístico chino. Iguala en altura al que era el puente más alto del mundo en la categoría de pasarelas transparentes, el del cañón natural de Zhangjiajie, aunque aquel sigue conservando el récord de longitud. 393 metros. Este reclamo funciona para atraer turistas, sobre todo chinos, que, a la vista del desafío, o no padecen vértigo o les gusta sentirse al borde del abismo…